Ser madre y vivir en plenitud, es posible tras vencer cáncer de mama

√ La criopreservación de óvulos permite a las mujeres convertirse en madres después de vencer la lucha contra el Cáncer de mamá.

√ Alrededor del 13% de las pacientes con Cáncer de mama, se encuentran en edad reproductiva al momento del diagnóstico.

Ciudad de México a 17 de octubre de 2019.- Hasta hace poco tiempo, el deseo de convertirse en madre de quien vive con cáncer de mama se veía frustrado en su totalidad, ya que muchos de sus tratamientos provocan daños irreversibles en los óvulos; afectando por completo la fertilidad y añadiendo al dolor inherente que acompaña a esta enfermedad, el que deja la frustración de no poder tener un hijo.

El cáncer de mama es un importante problema de salud pública a escala mundial. En México, desde el 2006 es la segunda causa de muerte de mujeres entre 30 y 54 años, y se estima que su incidencia crece tanto, que para 2020 habrá 16,500 nuevos casos por año1. Además, en las últimas 3 décadas, el diagnóstico ha aumentado notoriamente en mujeres de 25 a 39 años, lo que significa que un porcentaje importante de mujeres jóvenes presentarán esta enfermedad.

En este sentido, el Dr. Víctor Saúl Vital Reyes, Especialista en Biología de la Reproducción Humana y Director Médico de la UR (Unidad de Reproducción Ciudad de México), explicó en el encuentro de medios con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama que “si bien, las repercusiones reproductivas son de las secuelas más importantes que dejan los tratamientos contra el cáncer de mama; la criopreservación o congelación de óvulos, son una opción terapéutica que permite conservar los gametos para ser utilizados posteriormente, permitiendo a mujeres que vencieron al cáncer, lograr el anhelo de tener un bebé”.

Actualmente existen técnicas innovadoras de preservación de la fertilidad, que a través de métodos de reproducción asistida, dan esperanza a quienes después de someterse a tratamientos como quimioterapia o radioterapia, desean convertirse en madres.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 13% de las pacientes con cáncer mamario, se encuentran en edad reproductiva al momento del diagnóstico, lo cual genera la necesidad de establecer opciones de preservación de la fertilidad en este grupo de pacientes.

Ante este contexto, el Dr. José Manuel Lozano Sánchez, Especialista en Biología de la Reproducción Humana y Coordinador Médico de la UR, destacó la importancia de que mujeres en edad reproductiva que buscan ser madres en un futuro, cuenten con la opción de preservar su fertilidad, a través de un procedimiento sencillo en el cual sus óvulos son congelados a muy bajas temperaturas (de -196 ºC) y conservados en equipos especiales de Unidades de Reproducción, para ser utilizados en el momento en que las pacientes lo decidan.

Afortunadamente, en las últimas décadas ha habido un notable incremento en la supervivencia de mujeres con cáncer de seno; gracias a la detección oportuna y tratamiento especializado. Así, aumenta la posibilidad de que una vez que están libres de la enfermedad, continúen con sus planes de vida y alcancen sus sueños.

Finalmente, el Embriólogo encargado del laboratorio de Fecundación In Vitro (FIV) de la UR, Andrés Avilés Martí, aseguró que “La criopreservación de óvulos representa una opción segura que permite a las mujeres decidir atrasar su maternidad; basadas en desiciones personales sobre su estilo de vida (desarrollo profesional, recursos económicos, planeación, etc.) o bien; hacerlo previo a un proceso de tratamiento oncológico, que dé la oportunidad de lograr un embarazo exitoso y saludable posteriormente”.

De esta forma y ante el aumento de casos de cáncer de mama en mujeres cada vez más jóvenes, la Unidad de Reproducción Ciudad de México, abre las puertas de su nuevo laboratorio de genética qué en complemento a los procedimientos de FIV, ofrece mayores oportunidades de preservar la fertilidad en pacientes que deciden resguardar la oportunidad de ser madres en un futuro.

2019-10-15T10:33:50+02:00