Una encuesta pionera en España, liderada por la coordinadora científica del Grupo UR, revela que las madres heterosexuales consideran que informar sobre la procedencia “no aporta nada a sus hijos”.

Las parejas homosexuales y madres solas son más proclives a revelar a sus hijos que han nacido mediante un tratamiento de reproducción asistida, con gametos de donantes; mientras que la mayoría de madres heterosexuales, se inclinan más por no desvelarles su origen. Esta es la conclusión del estudio elaborado por la doctora Rocío Núñez Calonge, coordinadora científica del Grupo Internacional de Reproducción UR, doctora en Biología y especialista en Bioética, cuyo informe ha publicado el diario El País. Los datos extraídos del informe reflejan que “seis de cada 10 receptoras de gametos no le contarán su origen a sus hijas e hijos, y cuatro de cada 10 ni siquiera lo comentarán con su círculo más próximo, ni su familia. Además, sólo el 21% de las encuestadas accedería a un tratamiento de Reproducción Asistida por donación de gametos si en España la donación no fuera anónima”.

El trabajo “Patients Towards the Anonymity of Gamete Donation in Spain” (Pacientes y el anonimato de la donación de gametos en España), liderado por Núñez Calogne, y en el que también ha participado el ginecólogo Andrés Guijarro, es el primero realizado en este aspecto en España, y se ha presentado en el 37º Congreso Internacional Anual de la ESHRE, Congreso de Reproducción y Embriología Humana. 

El informe se ha realizado a través de una encuesta anónima a un total de 66 pacientes en tratamiento de donación de gametos, que aportaron su opinión desde 11 centros de reproducción asistida de Alicante, Madrid, Oviedo, Murcia, Almería, Granada, Jerez de la Frontera, Málaga, Valencia, Zaragoza y Badajoz.

Según afirma la doctora, “es lógico que las mujeres solas o con pareja femenina sean más predispuestas a revelar esta información a sus hijos, ya que al no tratarse de un núcleo familiar tradicional es más fácil contar a los hijos el por qué no hay una presencia masculina en la familia”. Sin embargo, las parejas heterosexuales son más reacias a explicar a sus hijos su origen; en sus respuestas al por qué, defienden que “esa información no le aportar nada a sus hijos, y prefieren seguir con el anonimato”.

Anonimato legal

Los tratamientos de reproducción asistida en España han aumentado un 28 % en los últimos 5 años, según datos recogidos por el Ministerio de Sanidad en octubre de 2020. La ley española de Reproducción Asistida es una de las primeras en el mundo y no permite que se revele la identidad de los donantes de gametos a los pacientes, ni que los donantes conozcan la identidad de las receptoras, salvo en caso de peligro para la vida del niño.

¿Tienen los niños derecho a conocer su procedencia? Según publica El País, a esta pregunta la especialista en Bioética entiende que, desde un punto de vista ético, parece lógico que los hijos tengan derecho a conocer su origen, pero sin necesidad de revelar la identidad del donante o la donante, porque “por una parte los donantes no quieren tener nada que ver, ni tener ninguna responsabilidad con la descendencia, lo cual es lógico; y por otra, las pacientes tampoco quieren que haya una interferencia en la vida de su familia”.

Rocío Núñez Calonge destaca en la entrevista del rotativo nacional que, “aunque la opinión generalizada que se está extendiendo en Europa es suprimir el anonimato de la donación de gametos, se trata de una decisión que no ha de tomase a “la ligera”, deben tomarse en cuenta distintos factores como son por ejemplo los culturales, ya que no es lo la sociedad anglosajona que la nuestra. La doctora opina que “lo que es necesario es la educación e información sobre estas técnicas de reproducción para que la sociedad considere algo natural hablar a sus hijos de la forma en la que han sido concebidos”.

2021-07-22T12:20:54+02:00

Si te ha gustado la información, compártela!

Ir a Arriba