Las unidades de reproducción del Grupo UR Internacional solucionan el 90% de los problemas de infertilidad femenina

Edad avanzada, problemas de ovulación, obstrucción en las trompas de Falopio, endometriosis o fibromas uterinos impiden la concepción natural de los hijos

La infertilidad se ha convertido en un grave problema de la sociedad moderna y cada año aumenta el número de parejas que encuentran solución a su problema gracias a la reproducción asistida; hoy día la infertilidad ha dejado prácticamente de ser irreversible.

España es un país de referencia en técnicas de reproducción asistida. Las unidades de reproducción del Grupo UR Internacional, ubicadas en distintos puntos de nuestra geografía, estudian cada caso de forma personalizada. Los años de experiencia, la calidad de sus técnicas y procedimientos, y su equipamiento tecnológico de vanguardia son la fórmula para resolver el 90% de los casos de infertilidad en la pareja y obtener los mayores porcentajes de éxito muy por encima de los estándares publicados por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

La información sobre salud reproductiva tiene especial relevancia en una sociedad protagonizada por la mujer que, debido a distintas circunstancias, decide postergar su maternidad. La fertilidad cambia con la edad debido a la disminución de la cantidad y calidad de los óvulos que quedan en sus ovarios, y que en ocasiones puede darse mucho antes de lo que la mayoría de mujeres esperan. Aunque la menopausia generalmente se alcanza entorno a los 51 años, la mayoría de las mujeres se vuelven incapaces de lograr un embarazo con éxito alrededor de los 45.

Causas de infertilidad en edad reproductiva

Problemas de ovulación. La irregularidad de la menstruación o su desaparición son desórdenes que pueden llegar a producir infertilidad femenina y pueden darse por causas como:

  • Síndrome de ovario poliquístico, relacionado con problemas de diabetes o exceso de peso.
  • Disfunción hipotalámica que deriva en una disminución de la función de las hormonas sexuales. Uno de los síntomas es el aumento de peso. El estrés afecta a la función hipotalámica y a la ovulación.
  • Fallo ovárico prematuro, desorden genético que puede deberse a defectos enzimáticos, quimioterapia, radioterapia u origen autoinmune.
  • Exceso de prolactina, hormona encargada de la secreción de la leche. Actúa directamente sobre la glándula mamaria y puede ocasionar una reducción en la producción de estrógeno y con ello ser causa de infertilidad. El aumento de prolactina pude darse por estrés, trastornos tiroides o hipoglucemia entre otros.

Obstrucción en las trompas de Falopio que impide que el óvulo descienda hasta el útero donde ha de encontrarse con los espermatozoides para ser fecundado. El bloqueo puede ocurrir en una o ambas trompas, puede ser total o parcial y puede producirse por:

  • Salpingitis, infección producida por una patología de transmisión sexual como la gonorrea o la clamidia que afecta a toda la vagina con inflamación del interior de la trompa. Entre los síntomas habituales se encuentran dolores en la zona pélvica o durante la ovulación, así como fiebre, nauseas, sangrados irregulares o vaginitis.
  • Adherencias provocadas por cirugías abdominales previas como una ligadura de trompas, enfermedades inflamatorias como la endometriosis.
  • Hidrosalpinx, infección que provoca una inflamación y un bloqueo de los conductos acompañado de una acumulación de líquido además de la propia. Los principales síntomas son dolor pélvico crónico o recurrente, malestar abdominal y flujo vaginal inusual.

Endometriosis. Entre un 30 y un 50% de las mujeres con problemas en el endometrio son infértiles. La endometriosis cuando el tejido que recubre el interior del útero se desplaza y crece alrededor de los ovarios, las trompas de Falopio o por fuera del útero. En su nivel 4 es grave y causa una formación considerable de cicatrices, bloquea las trompas de Falopio y daña los ovarios. Los principales síntomas son el dolor pélvico o abdominal, en particular con el sangrado menstrual o al tener relaciones sexuales, aunque algunas mujeres no presentan síntomas. La combinación de terapia médica y quirúrgica puede ser beneficiosa en las pacientes que intentan concebir a través de la fertilización in vitro (FIV).

Fibromas uterinos. Tumoraciones no cancerígenas que pueden variar considerablemente en su presentación: tamaño, número, ubicación, crecimiento. Dependiendo de cómo y dónde crezcan pueden afectar a la fertilidad. Los principales síntomas son menstruación más abundante y duradera, dolores menstruales intensos, sangrado vaginal, dolor de espalda y abdomen, molestias durante el sexo, micción con mayor o menor frecuencia o estreñimiento.

Grupo UR Internacional, más de 35 años fomentando la vida.

Los profesionales del Grupo UR Internacional te informan y asesoran sobre el tratamiento más adecuado para lograr ser mamá y formar una familia.

Nos encontramos en un entorno hospitalario que te aporta seguridad y confianza, para que estés tranquila y perfectamente atendida las 24 horas.

Nuestras unidades de reproducción se encuentran situadas en distintos puntos de la geografía española: UR HLA Vistahermosa (Alicante), UR HLA La Vega, (Murcia), UR HLA El Ángel (Málaga), UR HLA Moncloa Madrid (Madrid), UR IMED Valencia (Valencia), UR HLA Inmaculada (Granada), UR HLA Mediterráneo, (Almería), UR HLA Hospital Puerta del Sur (Jerez), UR HLA Montpellier (Zaragoza), UR Ciudad de México (México DF) y UR Managua (Nicaragua).

Puedes pedir tu primera cita gratuita con un especialista en el teléfono 965 269 146 o rellenando el formulario de contacto de nuestra web https://reproduccionasistidagrupour.com/contacta-con-grupour/

Visita nuestra web: www.urvistahermosa.com y síguenos en el Facebook: UR Vistahermosa y en Instagram: Grupo Internacional UR.

2019-08-22T09:11:10+02:00