Las pacientes con endometriosis logran ser madres gracias a distintas técnicas de reproducción asistida

Los profesionales del Grupo UR Internacional aconsejan a las mujeres que padezcan fuertes dolores menstruales, pélvicos o al mantener relaciones sexuales que acudan a su ginecólogo para obtener un diagnóstico temprano de la enfermedad y prevenir la infertilidad.

El primer síntoma de la endometriosis es el dolor pélvico que pueden iniciarse antes de la menstruación y extenderse durante varios días del periodo. También se puede padecer dolor en la parte baja de la espalda y en el abdomen. La endometriosis es una de las enfermedades ginecológicas más comunes en mujeres en edad reproductora y se considera responsable de la mitad de los casos de infertilidad que carecen de explicación. Sin embargo resulta ser una patología bastante desconocida para gran parte de la sociedad a pesar de que expone a las pacientes a desarrollar cáncer de ovarios.

Cualquier mujer puede padecer la enfermedad, aunque se ha comprobado que tiene un claro componente hereditario, por lo que una mujer cuya madre haya padecido esta enfermedad es más propensa a padecerla. También son propensas aquellas mujeres que comienzan la menstruación a una edad temprana, y las que tienen periodos menstruales frecuentes o que duran 7 días o más. Otros síntomas son las pérdidas de sangre entre los ciclos menstruales, la fatiga o el cansancio sin motivo aparente.

Es una enfermedad ginecológica crónica que consiste en la aparición y crecimiento del endometrio fuera del útero. Se desconocen su causa a pesar de los numerosos estudios que existen centrados en averiguar por qué se produce. El endometrio es la capa más interna que cubre el útero y cuando se implanta de forma desordenada por ovarios, trompas de Falopio, vagina, saco de Douglas, ligamentos de sostén del útero, incluso en vejiga, intestinos, recto o revestimiento de la zona pélvica, forma generalmente quistes de sangre. En muchas personas genera intensos dolores, sobre todo durante el periodo menstrual y entre el 30 y 40% de mujeres que la padecen tienen dificultades para quedar embarazadas.

Los profesionales del Grupo UR Internacional aconsejan a las mujeres que padezcan dolores menstruales que no cesen con un tratamiento habitual, pélvicos o al mantener relaciones sexuales, que acudan a su ginecólogo para obtener un diagnóstico temprano de la enfermedad que mejore su calidad de vida y consigan prevenir la infertilidad. El diagnóstico de la endometriosis únicamente puede certificarse mediante laparoscopia, una cirugía con anestesia general que consiste en colocar dentro del abdomen un tubo con luz que permite al ginecólogo revisar los órganos y visualizar si han sido invadidos por el tejido endometrial.

Los ginecólogos del Grupo UR Internacional subrayan lo importante que es tener un diagnóstico completo lo antes posible, ya que las listas de espera para entrar en quirófano pueden retrasar la intervención un promedio de tres años, cuando ya puede haberse perdido una cantidad de tejido ovárico que les impida la gestación, lo que acaba con sus posibilidades de ser madre.

Ser madre con endometriosis.

Uno de los mecanismos que puede complicar la posibilidad de gestación espontánea es que el tejido endometriósico se quede en las trompas de Falopio, perdiendo éstas su capacidad de transporte del ovocito y de comunicación con el espermatozoide.

Pero esto no significa que tengas renunciar a la maternidad. Aunque te podrá resultar un poco más complicado quedar embarazada por vías naturales, con ayuda lo conseguirás con mucha probabilidad. Los tratamientos de reproducción asistida son una posible solución y según el grado de extensión de la patología, la paciente puede recurrir a un tratamiento u otro. Existen diferentes métodos que te permitirán poder concebir a tu bebé y, por tanto, conseguir cumplir tu sueño de ser madre.

En casos muy seleccionados en los que se comprueba la permeabilidad de las trompas y la paciente es joven se puede intentar una inseminacón artificial, pero  la técnica que más se está usando es la fecundación in vitro (FIV). En este tratamiento la unión del espermatozoide y el óvulo se realiza en el laboratorio para la creación de embriones. Después, el embrión se transfiere al útero de la paciente donde se implanta y desarrolla el embarazo.

Aquellas mujeres con endometriosis más severa que sufren un deterioro en su reserva ovárica a causa de la enfermedad pueden recurrir a la fecundación in vitro con óvulos de donante, técnica conocida como ovodonación.

Grupo UR Internacional, más de 35 años fomentando la vida.

Los profesionales del Grupo UR Internacional te informan y asesoran sobre el tratamiento más adecuado para lograr ser mamá y formar una familia.

Nos encontramos en un entorno hospitalario que te aporta seguridad y confianza, para que estés tranquila y perfectamente atendida las 24 horas.

Nuestras unidades de reproducción se encuentran situadas en distintos puntos de la geografía española: UR HLA Vistahermosa (Alicante), UR HLA La Vega, (Murcia), UR HLA El Ángel (Málaga), UR HLA Moncloa Madrid (Madrid), UR IMED Valencia (Valencia), UR HLA Inmaculada (Granada), UR HLA Mediterráneo, (Almería), UR HLA Hospital Puerta del Sur (Jerez), UR HLA Montpellier (Zaragoza), UR Ciudad de México (México DF) y UR Managua (Nicaragua).

Puedes pedir tu primera cita gratuita con un especialista en el teléfono 965 269 146 o rellenando el formulario de contacto de nuestra web https://reproduccionasistidagrupour.com/contacta-con-grupour/

Visita nuestra web: www.urvistahermosa.com y síguenos en el Facebook: UR Vistahermosa y en Instagram: Grupo Internacional UR.

2019-07-30T13:01:27+02:00