«El reto más importante de la reproducción asistida es mejorar la tasa de nacimientos de niños únicos y sanos»

Entrevista al Dr. Luis Martínez Navarro,
director de la UR HLA Inmaculada de Granada.
Presidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Desde que en 1990 enfocó su vida profesional en el apasionante mundo de la reproducción humana, el doctor Luis Martínez Navarro ha vivido muchos cambios protagonizados por la innovación y la formación constante, poniendo en marcha todas las nuevas técnicas que han ido apareciendo en los centros en los que ha trabajado: “Este ha sido y es fue uno de los retos profesionales más importantes”.

Son muchas las satisfacciones cosechadas por el director de la UR HLA Inmaculada de Granada a lo largo de su trayectoria profesional. Pero, asegura que desde el punto de vida asistencial, “nada supera a la emoción de ver a las pacientes que se embarazan después de mucho tiempo de espera”. Personalmente destaca el reconocimiento que le han brindado tanto instituciones como compañeros, hasta llegar a la presidencia de la Sociedad Española de Fertilidad.

Martínez Navarro advierte que en nuestro país ha terminado el boom de nacimientos de los años 60-70, y que a partir de ahora España se enfrenta a una reducción del número de mujeres nacidas en los años posteriores, lo que supone una disminución del 30% en los próximos 10 años. Frente a esto, y dado que la búsqueda del embarazo empieza cada vez más tarde, afirma que “nos encontraremos con mujeres de más edad en las que será más difícil conseguir embarazo”.

En la sociedad actual la mujer cada vez se tiende a retrasar la maternidad, sin embargo la edad es un factor clave para la fertilidad, por lo que aconseja que cualquier mujer que llegue a los 35 años sin pensar en tener hijos, debería preservar sus ovocitos para su uso en el futuro si los necesita, incluso enfatiza que “con 35 años ya vamos tarde, puesto que los mejores resultados se obtienen cuando la mujer tiene menos de 35 años”.

Aparte de consideraciones sociales que fuerzan a las mujeres a tener el primer hijo a edades que superan los 31-32 años, la complicaciones aumentan cuando se quiere ampliar la familia, porque este segundo hijo se busca por encima de 35-37 años, y esto presenta serias dificultades. “Resulta fundamental preservar ovocitos para más adelante completar la familia, fundamental a tener en cuenta tanto por parte de la mujer, como por parte de las instituciones, y los centros de fertilidad tenemos el deber de lograr que el proceso sea accesible a cualquier mujer”.

Mejorar las tasas de gestación

Frente al aumento de la infertilidad causada principalmente por el retraso de la maternidad, el especialista destaca los notables avances de la Genética Reproductiva, “que permitirán en un futuro próximo buscar una mayor seguridad genética de los embriones a transferir gracias a los innovadores estudios del ADN del embrión, lo que facilitará la realización de transferencias más selectivas y con mejores resultados”.

“El reto más importante de la reproducción asistida es mejorar la tasa de nacimientos de niños únicos y sanos, con menor riesgo para la paciente y el bebé, y en el menor tiempo posible”, afirma el doctor Luis Martínez. Los estudios hormonales durante la estimulación, los estudios morfocinéticos o los estudios sobre el endometrio, que permiten individualizar las transferencias, aportaron una mejora de los resultados clínicos. Hoy en día la Genética es el campo donde existe mayor desarrollo en reproducción asistida: “la búsqueda de la seguridad de utilizar gametos sin enfermedades hereditarias, seleccionar embriones sin alteraciones genéticas, seleccionar el mejor endometrio o qué tipo de hormona es la mejor para cada mujer, son campos en desarrollo que nos permitirán mejorar la tasa de niños nacidos sanos”.

España, a la cabeza europea en reproducción asistida

“España realiza una reproducción de mucha calidad y con una cartera de servicios muy amplia. Se puede llevar cualquier tipo de técnica y procedimiento en nuestro país con garantías máximas”, dice el doctor Martínez. A ello se suma que “nuestra legislación es bastante avanzada e igualitaria en el tratamiento de mujeres sin pareja masculina, circunstancia que en otros países no se da, lo que hace que atraigamos mujeres de estados cercanos para realizar aquí las técnicas de reproducción que necesitan”.

“Las pacientes acuden a nuestros centros de reproducción por profesionalidad, empatía y precios. Nosotros Cubrimos los tres campos con buena nota y eso hace que nuestra actividad se mantenga en un nivel adecuado tanto de tasas de embarazo como de pacientes”, manifiesta.

“La esterilidad es un proceso con un coste psicológico y vital relevante y debemos de tener un equipo que parta de entender esta problemática”, señala el experto, aspecto en el que destaca la labor fundamental de un buen equipo de trabajo, centrado sobre todo en cuidar la empatía con las pacientes, y con el apoyo de unidades o profesionales específicas como son los genetistas, o los andrólogos, para aplicar soluciones eficaces a problemas que puedan surgir en la actividad diaria.

El director de la Unidad de Reproducción HLA Inmaculada de Granada resalta entre las características que diferencian a los centros de fertilidad del Grupo Internacional UR “el desarrollo de su actividad dentro de un marco hospitalario, aportando máxima seguridad al paciente; el reunir profesionales de reconocido prestigio nacional y experiencia en Medicina Reproductiva, y el contar con unidades de apoyo punteras como son el banco de semen o el servicio de Genética».

2020-01-29T11:27:41+02:00