La atención integral personaliza los procesos en el abordaje de fallos de implantación, abortos de repetición, baja respuesta ovárica, endometriosis, síndrome de ovarios poliquísticos, o incompatibilidades y anomalías genéticas.

El intrépido avance de la medicina reproductiva para ganar la batalla a la infertilidad es imparable. España se sitúa a la cabeza de Europa en esta especialidad, y los centros de fertilidad del Grupo Internacional de Unidades de Reproducción UR (Grupo UR) son un referente en nuestro país por la calidad asistencial de sus profesionales y la tecnología de vanguardia para el abordaje de casos complejos desde la atención integral que ofrecen sus unidades especializadas, logrando altas tasas de éxito, y consiguiendo que sus pacientes vean cumplido su ansiado deseo de ser padres.

Fallo de implantación y aborto de repetición. Si una mujer padece dos o más abortos, debe estudiarse adecuadamente para evitar que se produzca en el siguiente embarazo. La causa principal responde a factores genéticos por edad materna avanzada, y suele estar asociada a las alteraciones cromosómicas que afectan a los óvulos. El objetivo del tratamiento es seleccionar los embriones libres de anomalías cromosómicas y transferir al útero materno los que tengan una carga genética normal y sean viables, para lograr un embarazo evolutivo a término y un bebé sano en casa.

Baja reserva ovárica. La calidad de los óvulos determinará el éxito de la gestación. Cuando nos enfrentamos a un problema de infertilidad por baja reserva ovárica, lo importante es iniciar cuanto antes el proceso de reproducción asistida porque el tiempo corre en contra.

La mujer nace con un determinado número de ovocitos que se van perdiendo con los ciclos menstruales, hasta agotarse al llegar la menopausia. Uno de los indicadores para valorar la fertilidad femenina es el estudio del nivel de la reserva ovárica, es decir, conocer la cantidad total de ovocitos que reúnen los ovarios. Los dos marcadores más fiables para medir la reserva ovárica son el Recuento de Folículos Antrales con una ecografía, y la determinación de la Hormona Antimulleriana.

Cuando el número de óvulos producido es escaso, es clave obtener un óvulo de calidad para lograr el embarazo, lo que requiere de un equipo médico especializado que establezca la estrategia personalizada, dirigida a obtener un ciclo óptimo y la extracción de óvulos de calidad.

La Unidad de Endometriosis personaliza cada tratamiento en función del grado y evolución de endometriosis que presente la paciente. Esta patología se produce por el crecimiento desordenado de tejido del endometrio (capa interna que reviste el útero) en otras zonas: trompas de Falopio, ovarios, músculo del útero, o incluso en vejiga o intestino. Su causa aún se desconoce y no tiene un tratamiento definitivo. Sus síntomas son la inflamación, y en la mayoría de mujeres que la padecen, el dolor pélvico y la esterilidad.

La causa de la infertilidad se debe a que afecta al ovario, entorpeciendo el desarrollo normal de los folículos y la maduración de los ovocitos, incluso puede impedir la ovulación. Las técnicas de reproducción asistida son una esperanza para conseguir la maternidad.

La Unidad de Síndrome de Ovario Poliquístico realiza un diagnóstico que combina el historial clínico, examen físico, ecografías y análisis de sangre para aplicar las distintas opciones de tratamiento: disminución de peso, medicamentos, fecundación in vitro o cirugía en caso de que otros tratamientos no funcionen. Esta enfermedad es una de las causas más comunes de infertilidad femenina y su origen se encuentra en el desequilibrio de las hormonas reproductivas que genera problemas en los ovarios. Los óvulos pueden no desarrollarse o no desprenderse, lo que impide la gestación.

Asesoramiento Genético. Detectar las mutaciones genéticas para minimizar el riesgo de transmitir enfermedades a los hijos es el objetivo del innovador test de portadores que ofrece la Unidad Especializada en Asesoramiento Genético. Este estudio analiza 15 genes de 16 patologías que se transmiten cuando ambos miembros de la pareja son portadores de una mutación con es la Fibrosis Quística, sordera congénita o atrofia muscular espinal. La Unidad de Reproducción Vistahermosa aplica este análisis tanto en donantes como en receptores, y si óvulos y espermatozoides son de donante, se estudian ambos.

Este test supone un notable avance en medicina reproductiva, evitando que óvulos y espermatozoides tengan la misma alteración genética para garantizar al máximo el nacimiento de un bebé sano.

2021-01-20T14:11:51+01:00

Si te ha gustado la información, compártela!

Ir a Arriba