Los avances tecnológicos de la Medicina permiten garantizar al máximo las probabilidades de tener un bebé sano en casa. Innovadores test genéticos previos a la transferencia de los embriones al útero materno son capaces de identificar embriones cromosómica y genéticamente normales.

La baja calidad de los óvulos en mujeres de edad avanzada aumenta la posibilidad de padecer abortos de repetición, fallos de implantación, o concebir a un bebé con algún tipo de alteración genética. En estos casos, para conseguir la concepción, implantación, desarrollo del embarazo a término, y lo más importante, el nacimiento de un bebé sano, es necesario recurrir el análisis genético de los embriones para seleccionar aquellos que sean viables por encontrarse libres de alteraciones en el número de cromosomas y de mutaciones genéticas que comprometan la salud del bebé.

La biopsia embrionaria es el análisis que permite identificar los embriones sanos para transferir al útero de la futura mamá y resulta crucial para el diagnóstico de los embriones. Este proceso se realiza en la Fecundación In Vitro y mejora notablemente los resultados del tratamiento. La Unidad de Reproducción Vistahermosa realiza este proceso de forma no invasiva y sin entrañar riesgo alguno para el embrión.

Ventajas del Test Genético Preimplantacional (DGP)

La biopsia embrionaria se realiza cuando, tras la fecundación in vitro, los embriones alcanzan el día 5 de desarrollo embrionario, estadio denominado blastocisto, con el fin de realizar el Test Genético Preimplantacional.

Para llevar a cabo este análisis, los embriólogos extraen entre 4 y 10 células del líquido de cultivo de la capa externa del embrión, sin afectar a su desarrollo. La muestra se traslada al departamento de Genética de la Unidad de Reproducción Vistahermosa para su análisis genético que evalúa la dotación cromosómica y la posible existencia de alguna alteración genética que pueda dar lugar al desarrollo de una enfermedad hereditaria.

Tras la obtección de la muestra, los embriones se congelan con la técnica de vitrificación a la espera de los resultados. Los embriones cromosómica y genéticamente correctos, podrán ser transferidos al útero materno obteniendo unas probabilidades de embarazo muy altas.

El propósito de esta prueba es evitar la transmisión de enfermedades hereditarias, así como detectar aquellos embriones que no cuentan con el número correcto de cromosomas. Esta prueba cuenta con valiosas ventajas:

  • Selección mejorada de embriones que conducirán al nacimiento de un bebé sano.
  • Optimización del número de transferencias, se redice el riesgo de pérdida al evitar las transferencias de embriones que no implantarán en el útero por alteraciones cromosómicas y que supondrán la pérdida del embarazo o el nacimiento de niños con una variedad de síndromes.
  • Se reduce el tiempo para lograr el ansiado embarazo. El DGP identifica los embriones que podrán dar lugar a un embarazo exitoso.
  • Impacto positivo en el bienestar psicológico por la disminución del estrés emocional en la pareja que provoca la incertidumbre sobre si su hijo nacerá sano o no.
2021-08-04T12:15:57+02:00

Si te ha gustado la información, compártela!

Ir a Arriba